QUANTUM HEALING HYPNOSIS THERAPY

IMG-20150404-WA0004

Practico la técnica de Hipnosis Aureliana Introspeectiva derarrollada por Don Aurelio Mejía de Medellín, Colombia (www.aureliomejia.com). Don Aurelio tiene más de 20 años de experiencia y ha tratado miles de pacientes con resultados asombrosos.

La Hipnosis Introspectiva es una técnica para el tratamiento de trastornos psicológicos, como fobias, miedos, tristezas, anorexia, bulimia, baja autoestima, inseguridad, complejos, migraña, obesidad, obsesiones, dejar el cigarrillo, tratar obesidad y alergias. También se utiliza en medicina y odontología para la supresión del dolor (ver en Youtube videos del médico español Angel Escudero). En general, son tratables las enfermedades psicosomáticas, que tienen origen en un conflicto emocional o psíquico.

 

La hipnosis es un estado de adormecimiento o ensoñación parecido al del sueño, en el que somos conscientes de lo que sucede alrededor, escuchamos los ruidos, podemos abrir los ojos, caminar o aumentar la atención hacia determinados pensamientos que nos interesan. En dicho estado podemos eliminar dolor, recordar eventos olvidados, reprogramar conductas, potenciar recursos y facultades del cuerpo. Es la herramienta más rápida y eficaz de la psicología para sanar alteraciones de la salud mental y emocional.

 

Tal estado fue llamado hipnosis por el médico escocés James Braid en 1843. Utilizó la raíz griega hypnos, que significa sueño, porque consideró que los sujetos se comportaban como dormidos. Actualmente se le prefiere llamar estados alterados de conciencia, trance, sofrología o PNL

 

 

Qué Se Siente En El Trance Hipnótico?

En ningún momento el sujeto se duerme ni pierde la conciencia. Las vivencias pueden ser auditivas (como si escuchara), visuales (como si viera) o cinestésicas (se sienten sensaciones).

Nadie hace cosas en contra de sus principios morales. La persona hipnotizada tiene control sobre lo que tiene que ver con su código de ética y principios morales; si hace algo inmoral bajo hipnosis es porque también había la posibilidad de que lo hiciera en estado consciente. Lógicamente, el riesgo de algo indebido es menor cuando la persona está acompañada por algún amigo o familiar durante el proceso.

Al despertar se puede recordar todo, parcialmente o nada. Ello depende de varios factores, como las órdenes del hipnotizador y lo traumático de las vivencias.

Nadie se queda hipnotizado. Si es dejado en ese estado, el sueño hipnótico se convierte en natural y la persona despierta un tiempo después normalmente. La hipnosis como tal no tiene peligro. Lo que puede ocurrir es que al tratar de "despertar" rápidamente a un sujeto que está en un estado muy profundo, presente dificultad para hacerlo, tal y como le puede ocurrir a cualquiera en sueño fisiológico, cuando siente que quiere despertar y su cuerpo no le obedece. En algunos espectáculos se ha dado ese caso, y llaman a un médico, a los periodistas, al cura del pueblo, lo llevan a la clínica y después dicen que la hipnosis es peligrosa (y si el espectáculo fue en un colegio con niños, se puede presentar una histeria colectiva). En realidad, bastaba con esperar a que el trance pasase por sí mismo a sueño natural, o darle la orden de que en 10 minutos, por ejemplo, "despertarás plácidamente".

 

Obesidad, Anorexia, Bulimia, Cigarrillos, Alcohol y Drogas

En una adicción hay varios factores a tener en cuenta para la terapia: 1. Qué la motivó. 2. La repetición del consumo crea un hábito. 3. El hábito genera una dependencia orgánica, o respuesta biológica a los tóxicos que se ingieren. La hipnosis es una herramienta para tratar rápidamente los factores psicológicos, pero los orgánicos dependen de cada organismo y de lo profundo de la afectación.

Puede haber factores psicológicos, de herencia genética, de supuestas vidas pasadas (en un remoto ayer, por ejemplo, no tenía que comer) o de programaciones inconscientes desde cuando era bebé, cuando sus familiares le decían "como está de linda la gordita". "¿Qué quiere comer mi gorda?". Cuando el niño deja comida en el plato, porque su organismo ha generado las señales normales de saciedad, le dan a entender que no haga caso a eso, que siga comiendo, que no deje nada, porque "aquí no hay gallinas" o hay unos niños muriendo de hambre en África. Y para reforzar, le dicen: "Coma esta cucharada por la abuelita... y ésta por la mamá", como si el comer fuese manifestación de afecto. ¡Y después nos quejamos de su gordura! Por ello, el tratamiento para obesidad, cigarrillo, licor o drogas, puede requerir más de una sesión, aunque en muchos casos basta sólo con una.

Encontrada y sanada la causa de la obesidad, por ejemplo, se actúa sobre los efectos, para reducir el deseo de comer en exceso y, por ende, reducir el tamaño de las células adipocitos, almacenadoras de energía en forma de grasa. La anorexia (no querer comer) o la bulimia (comer pero luego vomitar para no engordar), lo más probable es que tengan origen psicológico y resultan relativamente fácil de tratar con una hipnosis regresiva y una reprogramación mental, que sane las causas y elabore el perdón y aceptación correspondientes. Se le sugiere en la hipnosis al sujeto algo así como lo siguiente: "A partir de ahora amas infinitamente tu cuerpo, y te alegra comer lo indispensable para que cada célula se nutra como debe ser.".

Get in touch with me